Blogia
Rincón literario

Entre los barrotes.

Soñaba al ritmo de los truenos
Y la lluvia cubría sus huesos.
Sabía de lágrimas insípidas,
Y de ciudades inmensas e invisibles.

Entre los barrotes recordaba tantas cosas

Una figura pequeña, al borde de un abismo
Y mejillas que eran mundos
Y mundos que eran ciruelas.
Las tardes de verano repartían sus pasos,
Las hojas crujientes, los ojos dormidos.

Entre los barrotes recordaba tantas cosas

Una noche el Sol se apagó para siempre
Y su corazón aprendió a temblar estrellas.
Noche infinita entre barrotes de oro,
Ardor terrible, al ritmo de los truenos.
Su corazón era un juguete pequeño,
Su alma un tembloroso manto de estrellas.

Entre los barrotes sentía demasiadas cosas.

Un millón de estrellas fugaces
Contra su cárcel de amor.
Un rayo parte la noche,
Un dos sin uno, un dos sin dos.
Los barrotes saben más fríos si no se comparten
Tan sólo dos manos contra el acero
Dos manos sin alma, dos manos sin Sol.

Entre los barrotes imaginaba
que el Sol deshacía su cárcel de amor.

Nuria

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Laura -

Adoro intentar interpretar contigo las cosas que escribes.
Es una genialidad más a sumar a tu colección ^^
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres