Blogia
Rincón literario

...

...

Son grises…son tan grises…
Desde la lejanía parecen un enjambre de abejas presurosas teñidas de gris. Abejas bien educadas y rebozadas con el polvo de miles de colmenas, que jamás osarían interrumpir su marcha eterna, ni mirar atrás si quiera.
De cerca, mucho antes de llegar al horizonte, el enjambre se separa en miles de trajes andantes, periódicos usados y bostezos al unísono. El ajetreo es el rey de esta desconcertante selva. El ajetreo, las prisas, y la eterna cadena que continúa moviéndose hacia un mismo punto predeterminado, al que nunca parece llegar.
Ellos no lo saben. Desde dentro de esta maraña de desesperación plomiza, me doy cuenta de que no saben que son todos iguales, que son todos grises. Ellos, pese a todo, creen ser únicos. Están convencidos de ser los dueños de sus actos, de sus vidas…y sin embargo, ni uno solo rompe la fila.
A veces, cuando me encuentro encerrada en esa jaula que apuñala los sueños, no puedo evitar alegrarme por ser capaz de dar la vuelta y pasear tranquilamente en dirección contraria. Todavía quedan quienes pueden parar un momento, dejarse bañar por el sol, y sonreír, convertidos en una afortunada mancha de color que se escapa al entendimiento de la inmensa masa gris.

Lo único que puedo ofreceros en estos días de desinspiración absoluta, a ver si mi mente reacciona pronto y escribo algo mejor. La foto es obra de Melinda, nuestra artista favorita ;)

Nuria

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Anónimo -

Hace casi 15 días que me siento así (debe ser el cambio climático) y veo el mundo predecible un minuto antes de suceder.
Menos mal que no estabas inspirada, porque si no...
Melin; la foto alucinantemente nostálgica

Guille -

Triste que sea verdad...pero...grande que queden lúcidos aún!!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Melinda -

Me encanta pequeña....es perfecto.
Explicas perfectamente como es uno de esos días de nuestras vidas.
Dígamos que todos quienes nos rodean se creen únicos, y siguen atareados con sus vidas de un lado a otro sin apenas pararse a observar...que se yo...la canción que toca el guitarrista de diego de león, las primeras rosas florecidas, el sol en el horizonte....tú me entiendes. EsaS pequeñas cosas que sólo unos cuantos apreciamos más que los negocios, el dinero, y unos planes estrictos de vida.
Afotunadamente siempre nos quedaran los paseos por Arenal pequeña, o por cualquier parte de Madrid o del mundo...yendo en contra sentido al resto de la gente, y haciendo de nuestro camino uno lleno de curvas y rodeos mientras la rectitud nos resulta aburrida.

Te quiero zorriya

Laura -

Me parece una reflexión absolutamente brillante. Son pensamientos que me suelen asaltar frecuentemente en el día a día, por lo que me siento bastante identificada.
Me ha encantado, de verdad. Eres una escritora fantástica.
Solo espero que si lo leen personas así detengan un momento todo su acelerado y mecánico ritmo de vida y se planteen disfrutar de verdad las cosas.
Un beso de tu fan numero uno xD
Te quiero
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres