Blogia
Rincón literario

EL PRIMER DÍA DE PRIMAVERA (Helicóptero)

 

         Resultaba ingrávido, allí, suspendido en medio del azul atardecido de una de las primeras tardes de primavera.

         Frágil y diminuto, zumbando como un insecto por los techos viejos de la ciudad; un punto en el cielo, tras los árboles que retoñaban con sus hojas de un verde tan puro que parecían inciertas.

 

         El sol calentaba despacio y era ya pasado el mediodía, con las casas y los hombres sorprendidos por aquella brisa cálida en la que planeaba, haciendo amplios círculos, el helicóptero.

         Su zumbar, lejano por el viento, se metía en las casas de repente con las ventanas abiertas como si apeteciera meter el nuevo soplo de vida que traía aquel mes de marzo y sus primeros insectos aún ateridos por el frío pasado.

         Cantaban los niños, entretanto. Por recodos impensables llegaba la luz nueva que hacía relumbrar a las cosas y silbar a los escasos peatones que iban camino a casa, pensando, sin saber muy bien cómo, en que aquella noche harían el amor con un cuidado extremo, inventándolo de nuevo.

         Pues hacía calor, por fin, y brotaban las primeras flores en las ramas de los almendros mientras que aquel helicóptero se iba acercando cerrando sus círculos y un gato se relamía con gusto sobre la horquilla del árbol, acaso mirando los pájaros que rebrotaban como si fueran hojas en aquella cuidad tan hostil del invierno, mitad asfalto, mitad hielo.

 

         Y entonces, sin otro aviso, dos grandes cohetes salieron propulsados del aparato. La explosión fue enorme, terrible, partiendo por su propia base la primavera.

         Entonces, sólo quedó el humo.

Vicente

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

elena -

Te deja fría.
Yo siento algo parecido cuando me despierto algunos días.
;)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Cris Xococrispip! -

Joooooooooooooooo...Qué bonito.
Me ha encantado la forma tan suave y tierna en que describes todo,desde los árboles hasta la sensación maravillosa de volar.Y su final,inesperado y brusco,pero preciosa y alucinante,cómo siempre.

Nuria -

Graciasgraciasgraciasgraciasgraciasgracias
Me gusta muchísimo la descripción tan poética y aparentemente inofensiva con la que empieza, para acabar terminano de esa forma repentina y mortífera.
Siempre es un placer leer cosas tuyas ^^
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres